Una nueva noche tuvo el festival de Viña. María Luisa Godoy y Martín Cárcamo arrancaron la noche festivalera diez minutos antes de las diez de la noche, Martín solicitó un minuto al público y le obsequio una rosa a la conductora ¨ la noche de hoy está dedicada a ellas las mujeres¨ así se dio comienzo a otra jornada del festival. Con un Marco Antonio que hizo delirar a toda la quinta Vergara con todo su repertorio desde sus comienzos hasta la actualidad. Uno de los momentos cumbres de la presentación fue cuando hicieron su aparición sus hijas Marla y Alison Solis las hijas de Marco Antonio. Marco Antonio en el final del espectáculo cantó temas folckoricos y sus viejos clásicos. El show duró una hora y media tanto el público como los animadores bailaron al ritmo de él y fueron ellos cuando culminó el mismo solicitaron que se le entregue Gaviota de plata y oro y así culminar una noche mágica y única que quedará en el recuerdo de muchos.


Como número final fue el romanticismo de Carlos Rivera el cantante revelación de los últimos tiempos.Quien brindó una presentación extraordinaria en este evento llena de muchísima emoción, ternura y romanticismo que se sentía en el aire. Estas son las noches Festivaleras que quedarán en el recuerdo de muchos por mucho tiempo. Este es el Festival de Latinoamérica dónde todos quieren participar. Viña edición número 60.
Por su parte, Carlos Rivera dura su presentación que cantar en Viña del Mar fue un sueño de su niñez y que por fin se le cumplió. El cantante de 32 años hizo bailar a toda la Quinta Vergara con sus temas "Valió la pena", "Seria más fácil" y entre otros éxitos.

CRONISTA: Cecy Gregorat

#viña2019
#festivaldefestivales

Menú de cierre