En su quinta noche festivalera los backstreet Boys hicieron delirar al público del festival. Este grupo estadounidense interpretó cada uno de sus éxitos y se llevó más de un suspiro. Público de todas las edades se vieron en la Quinta Vergara tras 21 años de ausencia. En el recinto estaban sus más fieles seguidoras quienes bailaron cada uno de sus temas “All larger than life”, “Drowing”, “Incomplete”, “Show Me the Meaning of Being Lonely”, “I’ll Never Break Your Heart” y “Quit Playing Games”. Y disfrutaron cada uno de ellos como si el tiempo no hubiera pasado en los 80 minutos que duró el show. La noche no podía terminar de otra manera que entregarle la gaviota de oro y plata. Más tarde fue el turno del comediante Mauricio Palma quien al principio le costó enganchar con el público pero poco a poco se los fue ganando e hizo reir a la quinta. Quien lo premio con gaviota de plata y oro. 


CRONISTA: Cecy Gregorat

Menú de cierre