Este domingo unos 25 mil espectadores se congregaron para presenciar el encendido del gigantesco “árbol” de Navidad que se eleva en el Parque Sarmiento. Como ya es tradición el 8 de diciembre, el Faro del Bicentenario se volvió a iluminar con miles de luces de colores, globos y una estrella dorada en su extremo superior.

Cerca de las 20.50, tras la cuenta regresiva pronunciada por el público, el “árbol” navideño de 100 metros de altura se iluminó con los colores navideños, mientras el Seminario de Canto del Teatro del Libertador interpretaba el Aleluya (Hallelujah) de Haendel, marcando el momento de mayor emoción.

Desde las 19, familias, niños y jóvenes comenzaron a acercarse al punto de encuentro ubicado en la calle Deodoro Roca y Carlos Thays (en el Parque Sarmiento), desplegándose a ambos lados del escenario, donde el grupo coral interpretó un repertorio de villancicos y canciones religiosas latinoamericanas.

El elenco dirigido por Matías Saccone abrió con Gloria de Athos Palma, a la que siguieron obras como el Ave Maria (Heitor Villalobos), Pater Noster (Ernani Aguiar), Noche de Paz, entre otras. En en escena, también estuvieron la solista Esteban Cazón, la pianista Laura Mangalaviti y la charanguista Pachi Herrera.

 

 

Menú de cierre